Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Cuba’

¿Será?

Soñando despierta

 Soñando despierta

Durante las noches ella se cuela aquí y allá. Camina de puntillas de una cama a otra, no importan las distancias. Va, sin poder evitarlo, por terrenos desconocidos. La ven allí, aunque no esté. Vuela. A veces la dibujan feliz y es lo que importa.

Los delirios nocturnos de otros son deliciosamente caprichosos. Le han soñado todo lo que necesita y ella, que también “cree en las virtudes premonitorias de los sueños” siente la buena vibra. ¿Será? (más…)

Read Full Post »

Todos pegados al TV. Foto de Roberto Ruiz tomada en Saraos Bar

Con algunas variaciones,todos pegados a la TV. Foto de Roberto Ruiz tomada en Saraos Bar

Cuando el súper clásico del fútbol ocurre en un sábado de trabajo en el periódico una se permite ciertas libertades. Asumo que “ver” el partido trajinando clasifica más como sacrilegio, pero…

Obvio: lo ideal habría sido rodeada de los amigos, cerveza en mano o de ese modo tan nuestro. A mal tiempo y jornada laboral doble tocó adentrarse en los primeros minutos del partido trapeador en mano, dando brillos aquí y allá. (más…)

Read Full Post »

De regreso

Por tantas palabras de aliento…

Es hora. ¿Dónde están las fuerzas? El silencio engulle todas las palabras posibles.

Acomoda vocales y consonantes. Une sílabas, construye palabras, oraciones, párrafos. Cada uno se estrella en el vacío de la página en blanco. Las historias están ahí, pero ella se ha quedado muda en el remolino de la supervivencia. Lo urgente. (más…)

Read Full Post »

Es tiempo...

Es tiempo…

“Pero dos años es demasiado tiempo… lo sabes, ¿verdad?”

DN

Camino con prisa. La avenida está iluminada, pero en Centro Habana nunca se sabe. Me aferro a la cartera como si, llegado el momento, pudiera sacar de ella algo para defenderme. Mentira. Rezo en silencio: Dios te salve María, llena eres de gracia… Mi pulgar busca la alianza de compromiso de mi abuela. Solo faltan unas cuadras. (más…)

Read Full Post »

Después...la paz

Después…la paz

Siempre le dice que no. Es como si tuvieras la respuesta cosida a los labios. Después puede ser tal vez y hasta sí, pero primero: No. A veces expone argumentos protectores, circunstanciales o pragmáticos.  La negociación puede ser larga y no importa cuando tiempo tarde. (más…)

Read Full Post »

Kaloian me regaló esta foto para ilustrar un trabajo publicado en septiembre de 2011. Es de mis favoritas

Kaloian me regaló esta foto para ilustrar un trabajo publicado en septiembre de 2011. Es de mis favoritas

Quien crea en el destino, en dioses y brujos podría esperar que se cumpla lo escrito en el pergamino de la vida, o los designios todopoderosos o que hagan efectos brebajes de hechiceros modernos. Otros prefieren hacer el camino, forjar su existencia y asumir lo retos humanos de caerse y levantarse, de amar sin miedos, entregarse y vivir, vivir cada día como el último y el otro como nuevo.

La primera piedra podría ser lanzada por una mano impía sobre mi cuerpo, y no solo por amar a varios, sino por ser hombres con el corazón robado ya, por mujeres especiales. Según parece estoy condenada a las llamas infernales. Sé, me retorcería en el dolor del cuerpo frágil, pero mi alma permanecería intacta y continuaría amándolos. «Amarás al prójimo como a ti mismo» reza la sagrada escritura, y se me antoja el argumento para su defensa y para la mía propia. Se evoca entonces un sentimiento infinito al colectivo innombrable, sin rostro, a ese hombre de cualquier edad, sexo, ubicación geográfica, raza, al hombre desnudo de cada criatura. (más…)

Read Full Post »

…porque ellos no saben despedirse

Duele quedarse sin palabras

Duele quedarse sin palabras

Lo conozco. Sería capaz de detectar hasta un movimiento diferente en la décima pestaña de su ojo izquierdo. Lo sabe, se inventa mil disfraces para despistarme y apenas gana unos minutos. Cuando mi mejor amigo de toda la vida atraviesa el umbral de mi alquiler de turno y no se quita los zapatos o no me sienta de un “zarpazo” en la meseta de la cocina para ponernos al día, no importa que tretas utilice, el caos es inminente.

Lo dirá todo. Es cuestión de tiempo. Lo dejo dar vueltas, respondo las preguntas que suelta en ráfaga, en su intento desesperado por desviar la tensión: ¿Comiste? ¿Y ese termómetro? ¿Tuviste fiebre? ¿Por qué no me llamaste? ¿Y el libro? Respondo y lo sigo con la mirada. Me contengo. Espero. El susto ya me salta en el estómago.

Pueden pasar meses sin que nos veamos, llega y revisa todos los rincones para saber si estoy y estaré a salvo. El refrigerador es una parada obligada, la ruta de sus preocupaciones es siempre igual. Abre todas las gavetas ¿Pero ese paquete de hígado es el mismo de hace 6 meses? Sabe lo que voy a responder, pero sigue a la carga, como si tener algo de comida significara que voy alimentarme como él desearía.

“Esto parece una pista de aterrizaje, ahorita bajo a ver qué encuentro….”

Respiro resignada. Cuando sabe que no puede dilatar la tormenta, cuando no puede evitar más mirarme a los ojos, lo suelta. (más…)

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: