Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘hijos’

pensando algo lindo

Habito un pensamiento feliz

Estamos a punto de salir a trabajar. Siempre con prisas.

Cámara en mano, el artista intenta controlar el tiempo, busca la luz en las almas ajenas. Siento las ráfagas de su cámara todo el tiempo. No la suelta. Prueba los ángulos, descubre colores.

Pide agua y, allí, en la cocina, me provoca. Soy una mujer de palabras, así que, si me dicen “piensa en algo lindo” allá voy a escribir un párrafo o varios. Vuelo, me salen palabras, muchas palabras.

Lo intento, pero él me interrumpe, sin dejar de mirar por el visor, sin dejar de hacer click para congelar el maremágnum de emociones. (más…)

Read Full Post »

Brava

La papa: toda, toda, toda

Paciencia

Aprieta la boca, hace muecas, aparta el bocado con la mano. Con tía, dice.

Le hablo.

—Tía te carga y mamá te la da.

—A ver, mi Cocuyita, hay que comerse la papa.

—No quiero.

— ¡Mira, con tomate…!

— ¡No!

— ¿Y fritica sola…?

Hace un gesto con la mano. (más…)

Read Full Post »

A salvo

“Este será nuestro secreto…”

Te arropo en mi pecho y te muestro el camino. Te quiero. ¿Ya te lo dije hoy, mi niño? No sé, no importa, te lo repito. Quizás no haya mayor verdad entre cielo y tierra y necesito que crezcas sabiéndolo, sobre todo, sintiéndolo, porque es cierto.

Verás que no hay sitio mejor para el descanso. Lo sé bien. No tengas miedo. (más…)

Read Full Post »

Mi tesoro

Mi tesoro

Desde que era un puntico minúsculo en la barriga de su madre ya sabíamos que cambiaría el mundo. Creció, creció y nació, y la vida comenzó a girar en torno a su dicha. Dice que se llama Isa…bela, así, con la pausa, porque está aprendiendo; dice que es “la niña de tía”. Es cierto.

Cuando la tuve por primera vez en brazos, apenas unas horas después de su nacimiento, intuí que cuando dijera la palabra mágica podría lograr casi cualquier cosa. Tenía razón. Mi niña usa y abusa de su poder y yo me río y la dejo. Hay una mezcla de asombro y algo de celitos en el tono de su abuela cuando asegura: “Esta niña se pasa el día “tiando”. (más…)

Read Full Post »

Para Ta Clemente, ese viejo que no conozco

Lo que dura un tabaco encendido

Lo que dura un tabaco encendido

Habla en un idioma medio raro, se empina una botella de ron como si fuera agua, fuma un tabaco con el gusto de otras épocas. Me mira y no sé lo que ve. Habla. Lo escucho. Me dice que tengo que escribir, que cuente esa historia, esa que tengo en la cabeza. Tengo que dedicarle ese otro libro.

Dice que yo no lo conozco. Es cierto. Pero solo me va a decir una cosa, aunque dice más. Me pregunto de dónde ha venido, por qué me habla a mí. Son sílabas que no se juntan, palabras que no llegan a ser. Me quedo quieta. ¿Dónde estoy? (más…)

Read Full Post »

No, no, y no...

No, no, y no…

Después del Malecón,  a la derecha,  por una callejuela que comunica con Infanta se puede  tocar la Habana profunda. Con sus grises y sus montañas de escombros, con sus contenedores de basura desbordados, las mesas de dominó en la calle y las mujeres gritando de una esquina a la otra. Esa Habana que parece  a años luz de aquella dibujada por 5ta Avenida o la que se advierte por allá por Nuevo Vedado  vive un tiempo distinto, agitado, parte un todo, diverso, pero nuestro.

Y  uno está listo para analizar las diferencias. Para ver más allá de dos supuestos polos, para despotricar contra suciedad y la desidia, para ahondar en lo cotidiano. Incluso, para despellejar a esos  oscuros personajes que el cine cubano se ha encargado de subrayar, como si fueran los únicos que la habitan o como yo y mi mundo nunca fuéramos a clasificar para un guión… como si en esa “Habana profunda” no hubiera también belleza. (más…)

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: