Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘sueños’

La luna vista desde África Foto: Pepe Cámara

La luna vista desde África Foto: Pepe Cámara

Siempre ha estado ahí: ciclos invariables, claro-oscuros, cráteres. La misma luna de siempre. La que maravilla a los pequeños, la bruja de todas estrellas, la que se impone con encajes luminosos en las noches claras, la que se esconde coqueta tras de la nubes…

Pero, ¿qué pasa cuando la luna de siempre deja de ser ella y se transforma en “nuestra”, cuando levantar la mirada no es un acto reflejo, sino un impulso, un pretexto que nos acerca? (más…)

Anuncios

Read Full Post »

pensando algo lindo

Habito un pensamiento feliz

Estamos a punto de salir a trabajar. Siempre con prisas.

Cámara en mano, el artista intenta controlar el tiempo, busca la luz en las almas ajenas. Siento las ráfagas de su cámara todo el tiempo. No la suelta. Prueba los ángulos, descubre colores.

Pide agua y, allí, en la cocina, me provoca. Soy una mujer de palabras, así que, si me dicen “piensa en algo lindo” allá voy a escribir un párrafo o varios. Vuelo, me salen palabras, muchas palabras.

Lo intento, pero él me interrumpe, sin dejar de mirar por el visor, sin dejar de hacer click para congelar el maremágnum de emociones. (más…)

Read Full Post »

Es tiempo...

Es tiempo…

“Pero dos años es demasiado tiempo… lo sabes, ¿verdad?”

DN

Camino con prisa. La avenida está iluminada, pero en Centro Habana nunca se sabe. Me aferro a la cartera como si, llegado el momento, pudiera sacar de ella algo para defenderme. Mentira. Rezo en silencio: Dios te salve María, llena eres de gracia… Mi pulgar busca la alianza de compromiso de mi abuela. Solo faltan unas cuadras. (más…)

Read Full Post »

Kaloian me regaló esta foto para ilustrar un trabajo publicado en septiembre de 2011. Es de mis favoritas

Kaloian me regaló esta foto para ilustrar un trabajo publicado en septiembre de 2011. Es de mis favoritas

Quien crea en el destino, en dioses y brujos podría esperar que se cumpla lo escrito en el pergamino de la vida, o los designios todopoderosos o que hagan efectos brebajes de hechiceros modernos. Otros prefieren hacer el camino, forjar su existencia y asumir lo retos humanos de caerse y levantarse, de amar sin miedos, entregarse y vivir, vivir cada día como el último y el otro como nuevo.

La primera piedra podría ser lanzada por una mano impía sobre mi cuerpo, y no solo por amar a varios, sino por ser hombres con el corazón robado ya, por mujeres especiales. Según parece estoy condenada a las llamas infernales. Sé, me retorcería en el dolor del cuerpo frágil, pero mi alma permanecería intacta y continuaría amándolos. «Amarás al prójimo como a ti mismo» reza la sagrada escritura, y se me antoja el argumento para su defensa y para la mía propia. Se evoca entonces un sentimiento infinito al colectivo innombrable, sin rostro, a ese hombre de cualquier edad, sexo, ubicación geográfica, raza, al hombre desnudo de cada criatura. (más…)

Read Full Post »

Todavía lo recuerdo entrando a casa con los ojos más azules, más brillantes que de costumbre. Me contó del homenaje al centenario de Pablo Neruda, de las ideas para hacer de la fecha un acontecimiento en Cuba. Después de lanzado el concurso “Veinte ocurrencias de amor y una declaración desesperada” Guillermo Cabrera Álvarez (Mi GG), en su columna semanal de JR, vivió jornadas de buzón repleto por la acogida de sus lectores.

Cada tarde bajo el techo en el que tuvo la confianza de acogerme, mi GG me contaba de las linduras y anécdotas llegadas para concursar. Cada quien volcaba en letras sus recuerdos más preciados. Casi al final del plazo del concurso de la Tecla me preguntó:

—¿Y tú no vas a escribir nada? (más…)

Read Full Post »

Cuentas claras...

Cuentas claras…

Era tarde. A ella se le cerraban los ojos. Tenía la comida caliente y solo faltaba freír un plátano cuando la reja lo anunciara. Lo llamó. Ya estaba en camino. No comería, pero adoraba sentarse a la mesa, subir los pies en su silla, mirarlo disfrutar su cena y conversar largo, sin importar la hora.

Tendría que contarle el susto. Habría que revisar bien la casa, tomar medidas.

Cuando lo escuchó, salió a su encuentro. Las manos al cuello, el beso urgente… En menos de un segundo, él ya la sostenía en sus brazos. Refunfuñó, como siempre, sin poder disimular el gusto por sostener sus huesos: “Bájate, malcriada”. (más…)

Read Full Post »

Para Ta Clemente, ese viejo que no conozco

Lo que dura un tabaco encendido

Lo que dura un tabaco encendido

Habla en un idioma medio raro, se empina una botella de ron como si fuera agua, fuma un tabaco con el gusto de otras épocas. Me mira y no sé lo que ve. Habla. Lo escucho. Me dice que tengo que escribir, que cuente esa historia, esa que tengo en la cabeza. Tengo que dedicarle ese otro libro.

Dice que yo no lo conozco. Es cierto. Pero solo me va a decir una cosa, aunque dice más. Me pregunto de dónde ha venido, por qué me habla a mí. Son sílabas que no se juntan, palabras que no llegan a ser. Me quedo quieta. ¿Dónde estoy? (más…)

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: